Cargando... Espere por favor!

959 36 78 74
8:30 a 14:00 | 15:30 a 19:00

General archivos - TLH LOGÍSTICA

puerto-1.jpg

Continúan lo avances en los trabajos del Muelle Sur, donde la Autoridad Portuaria de Huelva continúa colaborando con Yilport Holding, perteneciente al grupo turco Yildirim. En esta zona,  la multinacional  está llevando a cabo la explotación de una terminal de 50.000 m², con un tráfico de más de 72.400 TEUs en 2018.

Se espera que la ampliación que se está llevando a cabo en el patio de contenedores, alcanzará los 300.000 m² en un plazo de dos años y se complementará con una ampliación de la línea de atraque, que pasará de los 750 metros a los 1.250 metros.

En este sentido, el terminalista se beneficiará de la estrategia intermodal que está llevando a cabo el puerto en esta dársena y que facilita la entrada y salida de mercancías de forma ágil a través de diferentes modos de transporte.

Un dato importante es que el puerto dispone de una terminal ferroviaria a pie de muelle, uno de los primeros puertos de España en disponer de esta red ferroviaria moderna y electrificada, que conecta el puerto onubense con Madrid y el resto de la Península.

El puerto de Huelva inauguró en el año 2016 la terminal de contenedores del Muelle Sur, con la que aspira a quintuplicar su actividad y a convertir la provincia en nodo logístico del suroeste peninsular, para lo que tiene una inversión prevista de 60 millones de euros en obras de mejora de sus infraestructuras y servicios, por lo que el impulso de la actividad logística en Huelva es ya una realidad.


stock.jpg

La rotura de stock puede traer fatales consecuencias y convertirse en una de las peores pesadillas en los sectores de la producción y logística. Cuando ocurre, paralizan la producción, y pueden llegar a detener también las ventas, una situación muy grave que las marcas deben evitar para no perder la confianza de sus clientes.

Las roturas de stocks aparecen cuando no podemos satisfacer las demandas del cliente por falta de unidades en el producto que pide. Por ello, es importante conocer las principales causas de este problema, para evitar que suceda y, en el caso de no poder impedirlo, saber actuar de manera rápida. En este post sobre la gestión del stock podrás saber un poco más y encontrar la mejor solución que permita devolver la normalidad al funcionamiento de la cadena de suministro.

Problemas con proveedores

Cuidar las relaciones es importante y más con nuestros proveedores para evitar dañar el stock de productos. No obstante, será necesario disponer de otras alternativas a las que poder recurrir en caso de sufrir una rotura de stock.

Problemas de comunicación entre departamentos

Otra de las causas más frecuentes por la que aparece este problema es por una mala comunicación entre los diferentes departamentos de la organización. Por ello, debe haber un buen plan comunicativo trazado para que todas las vías de comunicación sean efectiva y poder actuar a tiempo en caso de detectar algún problema.

Por falta de automatización de procesos

La tecnología nos ha cambiado y mejorado la vida y más en el sector del transporte. Por ello, disponer de una herramienta de automatización de procesos será fundamental para que nos avise inmediatamente de cualquier incidencia y podamos actuar con tiempo para planificar las tareas de reposición.


abastecimiento.jpg

Cuando hacemos reposición de stock en nuestro almacén de Huelva estamos reabasteciendo las estanterías tras recibir nueva mercancía de nuestros proveedores. Esta reposición de stock debe llevarse a cabo teniendo en cuenta el resto de tareas que se realizan en las instalaciones.

La mejor manera de trabajar es encontrar el equilibrio entre las prioridades del servicio y las limitaciones que tenemos en el almacén por el espacio disponible. Así que, en el post de hoy vamos a dar algunas claves para desarrollar el trabajo de reposición de la manera más efectiva posible.

Cómo realizar la reposición de stock en el almacén

El objetivo principal de la reposición de stock es evitar que cuando el operario acuda a una estantería en busca de un producto, éste no esté y se desencadene una serie de consecuencias que ralentizan el trabajo.

Para conseguir una buena estrategia de reposición de stock, podemos aplicar tres métodos:

Reposición bajo demanda

Cuando se trabaja con la reposición de stock bajo demanda, hay que seleccionar los productos que van a conformar las órdenes de los pedidos por día y se colocan en las estanterías. Esta manera de trabajar es dinámica y se ajusta de forma continua en cada pedido.

Requiere una gran planificación y organización, ya que se eligen aquellas referencias que tienen que ser empaquetadas y preparadas para su envío en la siguiente tanda u oleada.

Reposición por rotura de stock

La reposición por rotura de stock se lleva a cabo cada vez que el inventario llega a unos mínimos. Gracias a este procedimiento, se minimizan los desplazamientos para el reaprovisionamiento y se reservan para cuando sea estrictamente necesario.

Reposición de stock ‘top off’

Cuando se habla de reposición de stock top off quiere decir que se mientras se preparan los pedidos en el almacén, se aprovecha también para reaprovisionar las estanterías que puedan quedar vacías. Este método es muy flexible que optimiza al máximo los flujos de trabajo.

Por otro lado, este método también puede aplicarse para reponer stock por adelantado en momentos de picos de trabajo más bajos de actividad.

Se puede decir que la gran diferencia con el método anterior es que aquí se reponen el stock continuamente, no hay que esperar a llegar a un número mínimo de mercancía.

Para todo ello, será de gran utilidad disponer de sistemas de gestión de almacén, que permitan establecer estrategias de reposición de mercancías según los parámetros logísticos. Así, todo será mucho más sencillo porque es el propio programa el que distribuirá los tiempos y las tareas de reposición de stock, con el fin de optimizar los procesos en el almacén.


conceptos-1200x675.jpg

Hoy queremos hablarte de algunos conceptos del mundo de la logística y del transporte, para que conozcas mejor sus significados y no te equivoques o confundas cuando hables de ellos:

Almacenaje: cuando hablamos de almacenaje nos referimos a la actividad relacionada con guardar los materiales en stock, sus movimientos e inventarios.
Aprovisionamiento: consiste en suministrar a los centros de producción de mercancías, ya sean materias primas, elementos o piezas para el desempeño de su actividad.

Cadena de suministro: se trata del proceso que abarca desde el flujo de la mercancía y su información desde el origen hasta el destino. Así, aquí entran en juego los clientes y los proveedores, que posibilitan la entrega de la mercancía en el punto y momento convenido por el cliente.

Canal de distribución: cuando el producto se traslada desde el almacén o fábrica hasta el punto de venta.

Distribución comercial: hablamos de la coordinación entre los medios de transporte y el almacén. Es la coordinación entre los medios de transporte y el almacén.

Flujo de materiales: cuando hablamos del flujo o la rotación de materiales o mercancías, nos referimos al manejo físico de los productos listos para enviar, desde el proveedor hasta el cliente final.

Inventario: el inventario o stock es el nivel de existencias de materiales o productos que tenemos en un almacén en un momento determinado.

Logística: es una parte fundamental en la gestión de las actividades de almacenaje y transporte, y que sirve de enlace entre los centros productivos y los mercados.

Picking: se trata de las operaciones que realiza un operario cuando prepara un pedido en tiempo y forma. Hay tantos picking como actividades.

Producción: consiste en organizar todos los medios de producción: físicos (fábricas y maquinaria), humanos (personal adecuado y eficiente) y las actividades de elaboración o transformación (envasado, manipulación y almacenaje).

Servicios Postventa: son las actividades centradas en la gestión de pedidos y devoluciones, en estudiar las necesidades del cliente y establecer lazos de confianza y unión.


almacen-1200x675.jpg

Hoy queremos ayudarte a optimizar la gestión del almacén, simplemente deberás seguir unos sencillos pasos para conseguir una mayor eficiencia en el trabajo. Ten en cuenta que, pese a parecer una tarea fácil, no siempre lo es, ya que puedes subestimar u olvidar ciertas tareas que aunque parezcan insignificantes, también suman para la optimización de la gestión y, por tanto, para los beneficios que obtengas.

Diseñar el plan de distribución

Si ya tienes creada la empresa o estás en ello, deberás plantearte aspectos tan importantes como si vas a disponer de un almacén propio o es mejor subcontratarlo, donde tendrás que tener en cuenta la ubicación de tus instalaciones, el tamaño, la distribución de las zonas de trabajo, etc.

Ventajas e inconvenientes de un almacén propio y subcontratado

Si quieres un almacén propio, deberás saber los gastos que genera y si prefieres ahorrar en costes, quizás la mejor opción sea subcontratar. Así, tendrás que tener en cuenta los aspectos que interfieren en la estrategia comercial, el comportamiento del mercado, el modelo de ventas, etc. para asegurarte que escogerás la opción más adecuada.

Podemos decirte que los almacenes propios suelen tener más beneficios fiscales, la optimización de recursos suele ser mayor, al igual que el control de la gestión de las existencias. Sin embargo, has de pagar un alquiler e impuestos por las instalaciones, así como el mantenimiento de las mismas, por lo que la inversión inicial suele ser mayor.

En cambio, la subcontratación tiene ventajas en cuanto a los impuestos, ya que no requiere de trabajadores con formación, y puedes hacer alianzas con otras empresas logísticas o de transporte. No obstante, puedes tener problemas de comunicación, de control de stock o de espacio en las instalaciones.

Dimensiones del almacén

Será fundamental que para definir el tamaño perfecto del almacén, prestes atención a aspectos como la cantidad de productos que vas a almacenar y la previsión de la rotación de stock. Otro aspecto a tener en cuenta es el tamaño de las mercancías, si vas a necesitar pasillos especiales, el tipo de maquinaria que usarás para su manipulación y la cantidad de operarios que trabajarán allí.

La ubicación el almacén

Si quieres ahorrar costes, presta atención a aquellas zonas donde puedas conseguir incentivos gubernamentales y a los accesos a las instalaciones para poder hacer las cargas y descargas de la mercancía sin dificultad.

La distribución de las zonas de trabajo

Las zonas claves de todo almacén son la zona de recepción de mercancías, zona de almacenamiento, zona de picking o preparación de pedidos, zona de expedición, zonas para maniobrar con la maquinaria y las oficinas para los distintos departamentos. Para que el trabajo sea lo más fluido posible, tienes que tener en cuenta la cadena de manipulación de la mercancía y permitir el fácil acceso a las zonas de carga y descarga de las mismas.

En TLH Logística queremos ser tu compañía de transporte de mercancías, almacenamiento y distribución en Huelva. Te ofrecemos soluciones globales y a su medida, a un precio asequible y una calidad de servicio excelente. Consúltanos sin compromiso.


drone-1200x675.jpg

Los drones son aparatos ligeros no tripulados, capaces de volar de manera autónoma, controlada y sostenida. Poco a poco vamos descubriendo nuevas funciones, como la medición de la polución, la promoción inmobiliaria, de bodas y demás eventos, o el control de las fronteras.

Todo ello lleva también a tener cada vez más importancia en el sector de la logística, gracias a su gran potencial y de hecho hay formación en drones para cursos de logística integral.

¿Cómo surgieron?

Los drones o UAV “Unmanned Aircraft Vehicle”, tienen su origen en guerras y conflictos bélicos, ya que eran perfectos para infiltrarse en zonas peligrosas de combate sin poner en riesgo vidas humanas.

En fotografía y cine también se ha usado, para grabar escenas peligrosas desde el aire o en el sector de la seguridad vial, donde se utilizan para dar apoyo a la DGT o a los bomberos durante la extinción de incendios.

¿Qué características tiene?

  • El peso máximo que pueden transportar ronda los 3 Kg.
  • Tiene una autonomía de entre los 10 y 30 minutos.
  • Pueden volar hasta una altura máxima de 100 metros.
  • Tienen un radio de autonomía de unos 20 km.

Tipos de drones

Drones aéreos

Sin lugar a dudas, este es el más conocido, ya que se ha implementado en el mundo del entretenimiento y muchos lo utilizan como un juguete caro. Y, seguramente, durante algún tiempo, esta tecnología se mantendrá siendo únicamente un entretenimiento y no una tecnología al servicio de la distribución y entrega, ya que:

  • Su baja autonomía requiere de más infraestructuras cerca, como almacenes.
  • Solo puede transportar una carga.
  • Puede resultar peligro para los viandantes.
  • El clima y el mal tiempo también juega en su contra.
  • Se necesitaría un permiso de las autoridades de Aviación Civil y de los Ayuntamientos.

Drones terrestres

Estos drones son algo más lentos que sus hermanos aéreos pero, en contraposición, cuentan con una capacidad de carga superior a ellos. Sin embargo, sus inconveniente para explotarlos en el sector de la distribución son:

  • Requieren de almacenes próximos debido a su baja autonomía.
  • Elevado coste de reparto.
  • Solo puede transportar una carga.
  • Peligro para los viandantes.
  • Puede encontrarse con obstáculos en la calle que no sea capaz de superar (escaleras, bordillos…).
  • También necesitaría un permiso de las autoridades de Aviación Civil y de los Ayuntamientos.

Drones y Logística

Pero sin lugar a dudas, el sector que ha revolucionado el uso del dron estos últimos años ha sido el de la logística. Ha sido tal el aumento del uso del dron en las cadenas de suministro que, debido a ello, las empresas solicitan cada vez más personal cualificado y con estudios especializados en logística y supply chain.

Y es que, el uso que más se le da está relacionada con el control y gestión del almacén, mover pequeñas mercancía o la vigilancia de las instalaciones.

No obstante, todavía le queda un largo camino que recorrer, traspasar algunas barreras tanto legislativas como operativas para poder aprovechar su uso completo en la logística.


navidad-1200x675.jpg

Ahora que la campaña de verano ya ha acabado, no podemos despistarnos y tenemos que poner ya el foco en la campaña de navidad. Y es que, antes de que nos demos cuenta, comenzarán las compras navideñas y tendremos que estar preparados para dar soluciones de logísticas a empresas y negocios que requieran de nuestros servicios.

Serán meses muy intensos, donde se disparan las ventas gracias al comercio electrónico principalmente y el volumen de envíos se duplica año tras año. Los comercios tiene que estar preparados y contar con empresas de logística que sepan dar respuestas a sus necesidades, y poder satisfacer esta demanda creciente.

Es por ello, que nos gusta mejorar cada día y ofrecer soluciones logísticas para cubrir estas fechas tan señaladas en el calendario. Para ello, ponemos en práctica una buena organización y planificación.

Optimización de las rutas

Nuestra amplia experiencia en el sector nos permite saber cuáles son las mejores rutas de transportes, así cómo poderlas optimizar en la campaña de navidad. Y es que, tenemos que dar una alternativa rápida y eficaz a cualquier incidencia que pudiera surgir en la carretera.

Automatización de los procesos

En cualquier empresa, sea de la índole que sea, la automatización de procesos es un aspecto fundamental para optimizar los tiempo y ser más productivos y eficientes. En TLH Logística, esto es fundamental, ya que ahorramos mucho tiempo a la hora de localizar y manipular todo tipo de materiales. En este sentido, el desarrollo tecnológico nos permite gestionar de una manera impecable el almacenamiento de la mercancía, el control del stock y la regulación de las salidas y entradas de mercancías.

Puntos de entrega

Los puntos de entrega son una solución perfecta para fechas tan señaladas como la navidad, donde entregamos distinta mercancía para que los usuarios se acerquen a recogerla a un mismo sitio. De esta manera, ahorramos tiempo porque reducimos el número de desplazamientos, a la vez que hacemos menos kilómetros y ahorramos combustible. En este sentido, poco a poco se va implementando otra muy buena solución como son las taquillas inteligentes, para que los usuarios recojan en este punto sus productos.

Acuerdos de distribución

Otra buena manera de conseguir ser más eficaces, es asociarse con distribuidores locales que nos permitan cubrir los picos de demanda que se producen en fechas tan señaladas como la navidad y generar sinergias de rutas y trabajos que son de lo más productivas.


IMO-1200x675.jpg

Uno de los servicios que prestamos en TLH Logística es el transporte ADR o de mercancías peligrosas y realizamos entregas y recogidas a buques, tanto atracado en muelle como fondeado, tramitando además las correspondientes gestiones de aduana. Por ello, hoy queremos hablarte de su correcto transporte por vía marítima a través de contenedores, donde es fundamental tener en cuenta la clasificación IMO (International Maritime Organization).

Podemos decir que esta clasificación se encarga de categorizar los tipo de mercancías peligrosas, con el fin de realizar un transporte correcto y adaptado a sus necesidades para garantizar la seguridad de la carga y del buque.

Clasificación IMO de mercancías peligrosas

Para establecer las categorías, se tienen en cuenta aspectos como las características intrínsecas o el grado de peligrosidad y los contenedores que transportan mercancías peligrosas en los buques de carga han de incluir etiquetas en sus laterales con la clase y el número IMO. Estas etiquetas tienen que tener forma de rombo y unas medidas mínimas de 100mm x 100mm.

Clase 1. Explosivos

Bajo esta clase se encuentran distintos tipos de mercancía, teniendo en cuenta el riesgo de explosión, proyección o incendio que podrían provocar, como por ejemplo el transporte de cohetes o bengalas. El símbolo que lo representa es una bomba explotando de color negro con fondo naranja y un número 1 en la parte inferior.

Clase 2. Gases

Aquí nos podemos encontrar con gases licuados, comprimidos o refrigerados y dependiendo de sus propiedades se clasifican en asfixiantes, inflamables o tóxicos. Por ello, su etiquetado varía y puede tener un fondo rojo con una llama en negro, una llama en blanco o incluso blanco con una calavera.

Clase 3. Líquidos inflamables

En esta clasificación nos encontramos la gasolina, el aguarrás, o el barniz, por ejemplo. Reconoceremos esta clase porque su etiqueta tiene el símbolo de una llama negra o blanca sobre el fondo rojo.

Clase 4. Sólidos inflamables

Los materiales que podemos encontrar son explosivos o auto reactivos a sustancias inflamables, o que en contacto con el agua desprenden gases. Para identificarlos, se utiliza una etiqueta azul con una llama blanca o negra o rayas rojas y blancas.

Clase 5. Comburentes y peróxidos orgánicos

Esta clasificación contiene líquidos o sólidos que favorecen la combustión, el desarrollo de incendios o los peróxidos orgánicos. La etiqueta es amarillo y tiene una llama sobre un círculo negro y también con el fondo rojo y amarillo y una gran llama.

Clase 6. Tóxicos

Aquí se incluye mercancías con sustancias tóxicas o infecciosas. Las etiquetas son blancas con una calavera y otra con 3 lunas crecientes.

Clase 7. Material radioactivo

Nos encontraremos con uranio, putanio o torio e identificaremos fácilmente la etiqueta porque incluyen la palabra radioactivo.

Clase 8. Corrosivos

Esta clase engloba sustancias de efecto destructivo al contacto, y que dañan el tejido de la piel como puede ser el ácido sulfúrico o el hipoclorito sódico. Su etiqueta es blanca y negra con dos tubos de ensayo vertiendo líquido sobre una mano y un metal.

Clase 9. Objetos peligrosos diversos

Y por último, esta clase abarca desde dioxinas, a pilas de litio o hielo seco, entre otros, y su etiqueta es blanca con rayas verticales negras.

Si tiene una empresa o negocio y necesita transportar mercancías peligrosas, no dude en contactar con TLH Logítica, estaremos encantados de atenderle y ofrecerle el mejor servicio.


tecnologia-1200x675.jpg

Estamos en la era de las nuevas tecnologías, de la transformación constante de la comunicación y de la demanda de servicios cada vez más personalizados.

Así, la logística 4.0 también ha llegado al sector de transporte, para ayudar a las empresas a dar respuestas optimizadas a las demandas de sus clientes. Y es que, la logística 4.0 busca realizar encargos en el menor tiempo posible, y siempre por debajo de la competencia, pero sin perder un ápice de calidad en el servicio para conseguir que los clientes queden satisfechos.

Para integrar este servicio de logística inteligente, 4.0, o Smart logística en la empresa, será necesario reciclarse a nivel tecnológico, para crear una cadena de suministro centrada en el consumidor. Además, será necesario digitalizar todo los pasos para poder ofrecer el mejor servicio.

Lo que debes saber de la logística 4.0

Se trata de una tecnología enfoca en el Internet de las cosas, que basa sus procesos en sensores, procesadores y distintos protocolos de comunicación para ofrecer un servicio de lo más personalizado a los consumidores. Con ello, se consigue una producción más personalizada, y una gestión de envíos más eficiente y adaptada a la demanda.

Además, también reduce el número de existencias y los costes, y optimiza las rutas y la geolocalización; así como el conocimiento de la ubicación de los clientes. Y, por otro lado, optimiza las cadenas de suministro inteligentes gracias a la digitalización de todos los procesos.

Otro aspecto fundamental de la logística 4.0, es que utiliza también el Big Data para crear rutas optimizadas basadas en la información de la nube. De esta manera, se evitan los atascos al escoger las zonas más rápidas.


adr-1200x675.jpg

En TLH Logística tenemos una gran experiencia en el Transporte de Mercancías Peligrosas (ADR). Todos nuestros conductores y vehículos están cualificados y autorizados para su transporte y manipulación. Por ello, para ofrecer el mejor servicio, es fundamental que llevemos a cabo la planificación de las rutas, ya que durante el trayecto pueden surgir imprevistos que no podemos controlar, pero si tenemos una estructura sólida, será mucho más fácil combatir cualquier adversidad.

Así, una buena planificación pasa por los siguientes puntos:

  • Orden del almacén: mantener correctamente ordenado el almacén es clave para la localización de la carga, así el servicio es mucho más rápido y eficiente y hay poco margen de error.
  • Orden de la carga: parece algo lógico pero no siempre se respeta, por eso es importante incidir sobre este punto. Las mercancías que se entreguen al final de la ruta tienen que colocarse al fondo del camión para agilizar la entrega y no perder tiempo buscando la carga y reorganizando el camión.
  • Información del destino: antes de partir, es importante conocer la ruta más rápida y más adecuada para el tipo de vehículo y carga que transportamos. Además, es fundamental tener rutas alternativas por si surgieran problemas como obras u otro tipo de imprevistos que nos impidan circular por la ruta elegida.
  • Costes: en relación al punto anterior, también es importante que tengamos en cuenta el coste de peajes, combustible e incluso aranceles si es que debemos salir al extranjero.
  • Otros factores: también es interesante controlar la meteorología, ya que puede condicionar la fecha prevista de entrega, así como los tiempos de conducción y descanso de los conductores.

Además, a esta planificación de la ruta del transporte de mercancías peligrosas habrá que sumarle otros aspectos:

  • Los conductores que lleven esta ruta tendrán que tener el permiso especial y específico para conducir mercancías peligrosas.
  • La flota de vehículos tendrá que estar homologada y adaptada a este tipo de transporte.
  • Las rutas escogidas tienen que ser apropiadas para el transporte de mercancías peligrosas.

CONTACTO

TLH LOGÍSTICA, S.L.

Ctra A-5000 (Huelva-Sevilla) Km 1,6 21007 Huelva
Tlf: 959 36 78 74
Fax: 959 36 78 74
info@tlhlogistica.com