Cargando... Espere por favor!

959 36 78 74
8:30 a 14:00 | 15:30 a 19:00

General archivos - TLH LOGÍSTICA

almacen-centralizado.jpg

Hoy queremos hablarte de un modelo que cada vez se está extendiendo más en las empresas, y es la distribución centralizada. Por ello, queremos aprovechar este post para contarte todo lo que necesitas saber y que descubras si este modelo se adapta a las necesidades de tu negocio.

En qué consiste la distribución centralizada

Es la parte de la logística que se encarga de la distribución de productos y los concentra en un único punto (o puntos muy limitados) desde donde se distribuyen, de ahí el nombre de distribución centralizada. En el lado opuesto está la distribución descentralizada, donde los productos son repartidos en diferentes almacenes que se encargan de su distribución final al consumidor.

Volviendo a la distribución centralizada, los productos, al salir de la fábrica, se llevan a un único almacén, del que se distribuyen al cliente a medida que se demande. Estos grandes almacenes también se conocen como CEDI y pueden ser una red de grandes almacenes distribuidos de forma estratégica para llevar a cabo una logística de distribución mucho más eficiente.

Ventajas de la distribución centralizada

Entre las principales ventajas de la distribución centralizada encontramos:

  • Reducción de costes de distribución.
  • Reducción de tiempo de distribución.
  • Garantiza el abastecimiento de todos los puntos donde surge demanda.

Desventajas de la distribución centralizada

Algunas de las desventajas o inconvenientes son:

  • La empresa productora no controla el proceso de distribución y debe tener total confianza en que la empresa que lo haga ofrezca todas las garantías.
  • Depende de las tecnologías asociadas a la distribución centralizada, por lo que si estas tecnologías fallan, todo el proceso de distribución se verá afectado. Esto podría pasar, por ejemplo, en el caso de sufrir un ciberataque.

Casos para elegir este modelo de distribución

Como ya has visto, los inconvenientes que implica la distribución centralizada son menores a las ventajas, por lo que es normal que cada vez más empresas elijan este modelo.

En el caso de plantearte si este modelo es para ti, tendrás que tener en cuenta el volumen de productos con el que trabajas y las necesidades de distribución del modelo de negocio de tu compañía. Así, por ejemplo, si tu empresa quiere llegar a un gran público, lo más recomendable es que opte por este modelo de distribución. Si, por el contrario, se trata de una empresa cuyo público objetivo se limite a un área geográfica muy delimitada, es posible que un modelo descentralizado ofrezca los resultados esperados.


problemas-tlh.jpg

La elección de una buena empresa de transporte es fundamental para las empresas, con la que se ahorrarán muchos disgustos y problemas. De no hacerlo, hay una serie de riesgos potenciales que podrían aparecer y dañar esta relación y la confianza del cliente. Hoy en el blog de TLH Logística queremos abordar estos problemas o riesgos potenciales de elegir mal la empresa de transportes.

Entregas que llegan tarde

La puntualidad es un requisito indispensable y señal de buen servicio, por lo que si este aspecto se cumple, las empresas entenderán que están ante un operador logístico serio y de calidad.

En cambio, si un proveedor logístico entrega la mercancía tarde o no llega con la misma rapidez que su competencia logística, comenzarán los problemas con los clientes y entonces la empresa barajará nuevas opciones.

Entregas que no llegan

Si pensabas que llegar tarde era un problema, ¿qué pensarías si la mercancía ni siquiera llega a su destino? Cuando la entrega no se realiza puede deberse a que ha sufrido roturas o se ha extraviado durante el tránsito. En TLH Logística trabajamos cada día para reducir al mínimo el número de desperfectos o incidencias que se pueden producir durante el transporte.

Y es que, para el cliente, recibir en mal estado su paquete le causará una muy mala sensación y tendrá una visión muy negativa del servicio y de la entrega. Sin tener en cuenta que reponer el envío conlleva más tiempo que un simple retraso. En el caso de que se dé una pérdida de la mercancía, la situación es aún peor, ya que existe la incertidumbre de si el envío aparecerá y si llevar a cabo o no la reposición.

Pérdida del control de la mercancía

Otra situación que pone muy nerviosas a las empresas es la falta de información, el no saber en qué situación se encuentra su mercancía una vez que la ha recogido su operador logístico.

Esto se podría solucionar fácilmente con dos herramientas claves: la trazabilidad digital y la atención al cliente. Los buenos operadores logísticos invierten mucho tiempo y dinero en potenciar su trazabilidad digital. Es el método preferido por los clientes, incide en la digitalización de las empresas y da gran credibilidad y comodidad.

No obstante, la atención al cliente siempre debe ser muy cuidada, ofreciendo atención personalizada y el trato que los clientes se merecen, de este modo estarán contentos y predispuestos a pasar por alto pequeños contratiempos.

 


organizacion-tlh.jpg

Gracias a un buen sistema de almacenamiento, en TLH Logística llevamos a cabo las labores de almacenaje de una manera mucho más eficiente, aprovechando al máximo el espacio disponible y facilitando el resto de labores asociadas a la logística de almacén.

Antes de nada diremos que un sistema de almacenamiento es un método que permite que las mercancías o productos se depositen en estanterías o estructuras para optimizar el espacio disponible.

Con un buen sistema de almacenamiento conseguimos la optimización del espacio disponible en el almacén, a la vez que facilita:

  • Una recepción más eficiente de las mercancías.
  • Un buen registro, tanto de las entradas como de las salidas de productos del almacén.
  • Un almacenamiento seguro de los productos y en condiciones óptimas para su conservación.
  • Un despacho de mercancías fácil y ágil entre las diferentes partes del almacén con el fin de facilitar las diferentes labores que se llevan a cabo.

Tipos de sistemas de almacenamiento

En un almacén, podemos encontrar diferentes tipos de sistemas de almacenamiento, los más habituales son:

  • Estanterías: las estanterías son el sistema más habitual y el más extendido en el sector, debido a que también es el más sencillo y el que requiere menor infraestructura. Consiste en estructuras con las que optimizar el espacio de almacenaje, superponiendo unos estantes sobre otros, de manera vertical.
  • Sistema de almacenamiento compacto: este sistema de almacenamiento es similar a las estanterías convencionales, pero la principal diferencia es que las estanterías son móviles y se desplazan. De esta manera se aprovecha mejor el espacio disponible, separando las estanterías entre sí sólo cuando se utilice el pasillo distribuidor.
  • Pallet-racks: estas estanterías están diseñadas específicamente para el almacenamiento de pallets. Son muy útiles para trabajar con lotes completos que están asociados a pallets.
  • Silos almacenadores: son estructuras para almacenar productos a granel.
  • Tanques de almacenamiento: estos sistemas están pensados para almacenar productos y materiales líquidos.

trazabilidad.jpg

Cuando hablamos de trazabilidad de un producto nos referimos al proceso de seguimiento por el que conocemos todos los pasos que sigue, desde su fabricación hasta que llega a manos del cliente, y esto permite ofrecer las mejores garantías de cara al consumidor.

Tipos de trazabilidad de un producto

Como podrás imaginar, existen distintos tipos de trazabilidad y queremos abordar las más comunes:

Trazabilidad de un producto hacia atrás

Se refiere a la trazabilidad desde el origen de las materias primas o, en su defecto, de los productos elaborados que se reciben. Estamos hablando del proveedor de los productos con los que se va a trabajar.

Trazabilidad interna de un producto

Este tipo de trazabilidad se refiere al control que se lleva a cabo cuando el producto está en las propias instalaciones, ya sea para manipularlo o para conservarlo y es una parte muy importante para cualquier empresa.

Trazabilidad de un producto hacia delante

Hablamos del seguimiento enfocado a conocer el destino y el modo en el que el producto va a salir de las propias instalaciones y cómo se realizará el transporte del producto. En este proceso, hay que identificar tanto al cliente que recibe el producto como al propio producto.

¿Cómo hacer la trazabilidad de un producto?

Para llevar a cabo la trazabilidad de un producto, podemos encontrar diferentes formas, pero las más comunes siguen los siguientes pasos:

Definir los criterios para la agrupación de los productos

Una de las primeras cosas que debemos hacer para la correcta trazabilidad de un producto es especificar los criterios que se seguirán para la agrupación de los productos. Es decir, establecer cómo serán los lotes y las características que deberán tener cada uno de ellos.

Crear un sistema de registro y documentación

Para asegurarnos de que la cadena de suministro y la trazabilidad de un producto funcione correctamente, debemos crear un sistema que unifique toda la información relativa a los productos y lotes con los que vamos a trabajar.

Uso del sistema de identificación

A continuación, es importante disponer de un sistema de identificación para que el seguimiento pueda ser aplicado en todos los tipos de trazabilidad de un producto (hacia atrás, internamente y hacia delante).

Control de gestión y control de incidencias

Por otro lado, también es imprescindible establecer protocolos concretos que permitan hacer frente a las incidencias, llevando un control y gestión que permita abordar los procesos de logística inversa.

Sistema de trazabilidad de un producto

Para llevar a cabo este seguimiento, existen en el mercado diversos sistemas de trazabilidad de productos. Se trata de herramientas diseñadas para la ejecución de todas las tareas de control y gestión del seguimiento de manera automatizada o semiautomatizada.


distribucion.jpg

Si quieres aprovechar al máximo el espacio disponible y los procesos logísticos vinculados a la logística de almacén, llevar a cabo una buena distribución del almacén es la mejor manera de hacerlo. Hoy te queremos dar algunas claves para que lo consigas.

Cómo distribuir un almacén

Hay diversas maneras de distribuir un almacén y vamos a estar condicionados por su diseño, por las características del propio almacén, el tipo de productos y el tipo de logística interna que se tenga que llevar a cabo. No obstante, algunos de los tipos de distribución de almacenes más habituales son los siguientes:

  • Almacén de tránsito: es un almacén provisional para las mercancías.
  • Almacén de distribución: se localizan cerca del posible cliente para garantizar el stock.
  • Almacén de producción: almacenan los productos o mercancías necesarios para la producción de otros productos.
  • Almacén de picking: aquí se realiza el proceso de preparación de los pedidos.
  • Almacén de consolidación: sirve para agilizar los procesos logísticos, como por ejemplo almacenando los pedidos por referencias.

Es muy importante que para la distribución de un almacén logístico, tengas en cuenta la rotación de los productos. Y es que, no todos los productos que se almacenan se distribuyen de manera unánime, por lo que hay que valorar el tiempo que permanecerán en el almacén dependiendo de la demanda existente y prevista en cada caso. Por lo general, hablamos de cuatro zonas para hacer la distribución de un almacén:

Zona de recepción o descarga de un almacén

Es el lugar en donde se recibe la mercancía nueva y se ejecutan las labores de descarga.

Zona de almacenamiento de un almacén

Aquí se guardan los productos recibidos después de que sean inventariados y se tiene en cuenta la rotación de los mismos.

  • Zona de artículos de rotación alta: en este espacio se almacenan artículos que permanecen poco tiempo, por lo que se ubican en espacios más pequeños y mejor posicionados, cerca de la zona de entrada y de salida de productos del almacén.
  • Zona de artículos de rotación media: aquí se almacenan los artículos que tienen una rotación que no es alta pero tampoco baja. Esta zona es más grande y se suele situar a continuación de la zona de rotación alta.
  • Zona de artículos de rotación baja: es la zona más amplia, aunque también la más alejada de los puntos de entrada y salida de productos del almacén.

Zona de preparación de pedidos de un almacén

Es el lugar en el que se preparan los pedidos para ser enviados.

Zona de expedición de un almacén

Es el lugar por el que los pedidos ya preparados son enviados a los compradores después de haber realizado las labores de picking correspondientes en cada caso.

Es muy importante que estas zonas estén correctamente definidas en el plano de un almacén con áreas y funciones en cada caso. Así, la especialización de cada una de las zonas, permitirá que los procesos logísticos se ejecuten de forma mucho más eficiente, repercutiendo en la optimización del almacén y logística de almacenamiento en su conjunto.


logistica-comercio.jpg

Las empresas de la Industria y el Comercio pueden hacer de la logística una gran ventaja competitiva que las refuercen y posicionen en el mercado. Y es que, un uso eficiente de la logística ayudará a estas empresas a cumplir su promesa de suministro frente al cliente y a afianzarse como marca de confianza.

La logística, como elemento integrante de una cadena de suministro eficiente, encierra el potencial de cambiar sectores completos e incluso los patrones establecidos en el comportamiento de compra. Las razones principales de ellos son la comodidad, la variedad de productos y la rapidez que percibe el cliente.

Fideliza al cliente y aumenta la facturación

 

Accesibilidad

Algo primordial es el fácil acceso de los clientes al producto o al servicio, y para ello, las empresas comerciales pueden asegurar dicha accesibilidad gracias a sus propios locales comerciales o socios comerciales y, de forma complementaria, por medio de tiendas virtuales.

Transparencia

Otro requisito fundamental, y que tenemos muy presente en TLH Logística, es poner a disposición todos los datos e información sobre el almacenamiento, el transporte y el estado de suministro. De esta manera, y de cara a la transparencia, el uso de nuevas tecnologías garantiza la confianza de socios y clientes, además de aumentar la eficiencia de los procesos y servicios para todas las partes.

Origen de las mercancías

Para el consumidor, es importante tener información sobre el origen de las mercancías, como por ejemplo si la producción es eficiente en recursos o respetuosa con el medio ambiente. Y es que, no hay que olvidar que la sostenibilidad influye cada vez más en las decisiones de compra. De este modo, dar a conocer estas características o incluir un sello o certificación de estos productos puede ayudar al cliente en la búsqueda de este tipo de productos.

Diferenciación

Ofrecer un servicio a medida y con diferentes opciones para los clientes es algo fundamental. Así, un ejemplo de diferenciación lo encontramos en la oferta de servicios de suministro alternativos a precios diferentes.

De este modo, los comerciantes pueden dar respuesta a diferentes necesidades de los consumidores, según asignen importancia a un suministro rápido, seguro o respetuoso con el medio ambiente. Será determinante el uso de medios digitales, que contribuyen a una mayor eficiencia, reduciendo costes y ayudando a gestionar mejor los recursos.


aprovisionamiento.jpg

El aprovisionamiento en logística es fundamental para la ejecución de las operaciones logísticas de la empresa, ayudando a la reducción de los costos de elaboración de un producto, y posibilitando el desarrollo de los procesos de la logística y cadena de suministro:

Podemos decir que un trabajo de aprovisionamiento bien hecho ofrece un gran aporte en otros aspectos como:

  • Mejor funcionamiento de la empresa
  • Creación de un producto de mayor calidad
  • Un buen servicio al cliente
  • Mejora las ganancias competitivas
  • Optimiza la gestión logística

Es conveniente aclarar que cuando nos referimos a la logística de aprovisionamiento, estamos incluyendo actividades de compra, almacenamiento y transformación de materias primas para emprender la fase de producción. Por ello, supone la adquisición de bienes y servicios necesarios para el funcionamiento de la empresa, la recepción de pedidos de los materiales, ubicación de proveedores, y la gestión de los productos para ser más estratégicos.

Importancia del aprovisionamiento en logística

Cuando hablamos de aprovisionamiento logístico nos estamos refiriendo precisamente al primer eslabón de la cadena para poner en marcha el proceso de planificación de la demanda.

Realizarlo correctamente garantiza la continuidad y finalización exitosa de la secuencia de toda la cadena de suministro de la empresa. Por eso es fundamental la importancia del aprovisionamiento en logística.

Como ya puedes imaginar, es una actividad crucial con la que reducir costes y mejorar la calidad de los productos y servicios de entrega. La importancia del aprovisionamiento en logística va de la mano de múltiples funciones que realiza, entre ellas:

  • Proporcionar un flujo continuo de materiales, suministros y servicios necesarios para el funcionamiento de la organización
  • Mantener las inversiones en existencias y reducir pérdidas
  • Elaborar productos de gran calidad
  • Realizar una buena selección de proveedores
  • Reducir costos en la compra de elementos y servicios
  • Sostener la competitividad de la compañía
  • Reducir costos administrativos
  • Procurar el cumplimiento de los plazos de entrega
  • Analizar  las necesidades de producción
  • Estudiar las tendencias de los elementos adquiridos
  • Gestionar los inventarios

Tipos de aprovisionamiento en logística

Logística de aprovisionamiento justo a tiempo

Nos referimos al tipo de suministro que se realiza para satisfacer la demanda, de modo que no es necesario almacenarlos. El inconveniente es que aumenta el riesgo de desabastecimiento pero se reducen los costos de almacenamiento.

Logística de aprovisionamiento sincronizado con producción

En función de las necesidades de producción se realizan las adquisiciones de existencias, por lo que se planifican entregas en fechas exactas. Las ventajas son que se reducen costos de almacenaje y se minimiza el riesgo de desabastecimiento.

Logística de aprovisionamiento de stock de seguridad

En este caso, hay siempre disponibilidad de materiales suficientes para hacer frente a los cambios en la demanda o los retrasos de proveedores. La ventaja es que se elimina el riesgo de desabastecimiento  y se aumentan los costos de almacenaje. Además, es necesario un control riguroso de la cadena de distribución logística.

Para realizar todas estas acciones, es necesario disponer de un buen proceso de planificación y profesionales cualificados. Todas las operaciones de la cadena de suministro juegan un rol relevante en su desarrollo, de modo que  no deben ser una secuencia de acciones sin conexión, necesariamente debe planificarse la interacción entre las diferentes áreas y la integración de las aplicaciones utilizadas.

 


adr.jpg

En nuestro día a día, consumimos productos considerados como mercancías peligrosas o ADR, entre las que se encuentran los medicamentos, productos de limpieza, abonos artificiales, conservantes de alimentos, carburantes o gases, entre otros. Estos productos requieren un tratamiento y transporte especial, que es lo que vamos a abordar hoy en este post.

Las mercancías se consideran peligrosas cuando su transporte está prohibido por los reglamentos del transporte o solo se permite bajo unas condiciones específicas que se recoge en los reglamentos.

Como podrás imaginar, las mercancías peligrosas son materiales u objetos que presentan riesgo para la salud, para la seguridad o que pueden producir daños en el medio ambiente o a las personas. Hay distintas categorías en función de sus características químicas y su grado de peligrosidad, pero en general se estima que existen más de 12.000 tipos de mercancías clasificadas como peligrosas.

Requisitos del transporte por carretera de mercancías peligrosas

La legislación establece como medidas generales para el transporte de todos los tipos de mercancías peligrosas, los siguientes requisitos:

  • Los vehículos de transporten ADR tienen que llevar bien visibles dos paneles rectangulares de color naranja con bordes y números negros, retrorreflectantes y visibles, uno en la parte delantera del vehículo y otro en la posterior.
  • La mercancía tiene que tener el etiquetado correcto y de la forma que estipula la ley.
  • El transportista debe estar formado sobre las condiciones de seguridad que debe implementar y cómo proceder en caso de accidente.
  • El vehículo que lo transporte tendrá que haber superado todas las inspecciones obligatorias.

El transporte por carretera, ferrocarril y vías navegables interiores en el continente está regulado por la Directiva 2008/68 CE, sobre el transporte de mercancías peligrosas. Esta legislación es el resultado de un acuerdo de los diferentes Estados que conforman la Unión Europea, que se va actualizando gradualmente en función del progreso técnico y las necesidades de seguridad de los desplazamientos. Pero cabe destacar que cada modo de locomoción (carretera, ferrocarril, transporte marítimo y transporte aéreo) tiene sus propias particularidades.


close-up-call-center-employees-work-on-modern-computers-1200x800.jpg

Para fidelizar y mantener a nuestros clientes y proveedores, es fundamental cuidar al detalle la atención al cliente y poderles atender y ofrecer la solución que mejor se adapta a sus necesidades.

Al fin al cabo, la satisfacción del cliente es la que va a determinar que dicho cliente sea fiel a nuestros servicios y, en consecuencia, vuelva a escogernos para repetir el servicio prestado. Por ello, un buen servicio al cliente significa que el cliente quede plenamente satisfecho con el producto y servicio recibido y pueda llegar a recomendarnos a otras personas.

La importancia del buen servicio al cliente

Como sabrás, el último eslabón de la cadena es el cliente que contrata un servicio. De ahí la importancia del buen servicio al cliente, puesto que será la clave que determinará la satisfacción del mismo.

Un cliente satisfecho volverá a consumir en la misma empresa y, además de convertirse en un cliente fiel, también puede atraer a otros clientes potenciales, convirtiéndose en un prescriptor de nuestra empresa.

Piensa que un cliente que percibe un buen servicio hablará bien de la marca y del servicio, y eso atraerá a nuevos clientes potenciales, algo que se verá a medio largo plazo.

Características del buen servicio al cliente

Las principales características de un buen servicio al cliente son:

  • Mostrar siempre empatía por las necesidades del cliente
  • Prestar un servicio ágil y resolutivo
  • Anticiparse a los posibles problemas que puedan surgir
  • Apostar por una comunicación clara, fluida y concisa
  • Ofrecer una experiencia personalizada

Para llevar a cabo este buen servicio al cliente, hay ciertas claves que debes poner en práctica para dar un buen servicio al cliente:

Darle facilidades al cliente

Si quieres que un cliente esté contento y perciba un buen servicio, hay que facilitarle las cosas en la medida de nuestras posibilidades, ya que contratan una empresa de logística para no tener que ser ellos quienes se encarguen de las cuestiones logísticas.

Por ello, uno de los objetivos debe ser facilitar todo el proceso en su conjunto, adaptándose y actualizándose en la medida de lo posible cuando esto sea necesario.

Cumplir los plazos de entrega

Por otro lado, otro de los aspectos más importantes de un buen servicio al cliente en el sector logístico son las fechas de entrega, ya que contribuyen a facilitar la vida del cliente de manera considerable. Las entregas deben hacerse en el momento estimado; no después, pero tampoco antes.

Cuidar la comunicación entre empresa y cliente

También, hay que cuidar aspectos tan importantes como la comunicación, para que sea clara y fluida entre el cliente y la empresa. De esta manera, podremos actualizar en tiempo real las entregas y los procesos logísticos, lo que mejora la eficiencia de las entregas y la satisfacción del cliente final, que se convertirá en un cliente satisfecho.

Capacidad de adaptación a los nuevos escenarios

También podemos mencionar este aspecto como otra de las claves para ofrecer el mejor servicio al cliente. Y es que hay que tener flexibilidad para adaptarse a los cambios o imprevistos, tanto si se deben a las circunstancias de entrega como a las demandas del propio cliente.

Servicio posventa y logística inversa

Por último, queremos destacar otro de los elementos que más ayudan a dar un buen servicio al cliente en el sector logístico, como el servicio posventa y la logística inversa. Y es que, puede pasar que el cliente no esté contento y quiera devolver el producto, por lo que debemos ser eficaces y rápidos para reducir la mala impresión del cliente causada por un producto que no le ha satisfecho.


mensajero.jpg

Para la satisfacción de nuestros clientes y la nuestra propia, es muy importante que la mercancía llegue en perfectas condiciones a su destino. Por ello, hay que cuidar el transporte, ya sea por tierra, mar o aire, todos los paquetes deben estar bien protegidos y colocados para que no se dañen durante el trayecto ni sufran desperfectos. Por ello, desde TLH Logística, hoy queremos darte una serie de recomendaciones para conseguir un transporte exitoso de cualquier tipo de producto o material.

Uno de los tips que consideremos importantes es establecer indicadores de impacto, fugas, vibraciones o inclinación de las cajas para comprobar su respuesta durante el transporte. Los dispositivos conectados a estos paquetes van a permitir comprobar en todo momento si aparece algún problema que pueda dañarlos.

Otro elemento importantísimo en el transporte es el sellado con cinta de plástico resistente, para garantizar que todas las cajas queden bien cerradas. De este modo, no entran ni olores ni humedades del exterior, además de poder cubrir también los productos con materiales protectores que aseguren la amortiguación e incluso soportan presiones.

Por otro lado, tanto los transportistas como los operarios de almacén, deben saber dónde puede y no puede cortar, ya que a la hora de manipular cada caja no pueden ocasionarse cortes, rasguños o rasgaduras que perjudiquen a su contenido.

También, hay que tener en cuenta la posibilidad de que se dé un efecto boomerang, es decir, la devolución del producto por parte de su destinatario. En este sentido, los transportes tampoco pueden dañarlo, así que lo más aconsejable es utilizar los embalajes originales siempre, aptos para su reutilización. Así, el cliente puede abrir el paquete sin dañarlo demasiado.

En cuanto a la carga en el vehículo, hay que tener en cuenta estos cálculos, porque los espacios vacíos pueden suponer un problema. Y es que, es preferible tener bien medido ese espacio para organizar las mercancías y evitar que queden huecos libres y, si quedan, es recomendable rellenarlos. Con ello, se evitan golpes, desplazamientos o choques de las cajas.


CONTACTO

TLH LOGÍSTICA, S.L.

Ctra A-5000 (Huelva-Sevilla) Km 1,6 21007 Huelva
Tlf: 959 36 78 74
Fax: 959 36 78 74
info@tlhlogistica.com